¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

TENER LOS DIENTES AMARILLO O BLANCOS DEPENDE DE TU ALIMENTACIÓN.

por / jueves, 14 enero 2016 / Publicado enHealth

sonrisa1

La sonrisa es nuestra carta de presentación al mundo. A través de ella, sacas a flote tus más profundas sensaciones sin nisiquiera darte cuenta de ello; muestras algo más que una simple parte de tu cuerpo.

Las personas convertimos la sonrisa en nuestra arma más poderosa y en nuestro espejo de felicidad y armonía. Pero en ocasiones, la sonrisa también puede sufrir trastornos derivados de un cuidado precario o por la falta de higiene. La caries dental es uno de los más comunes. ¿Cómo combatirla? Te lo explicamos.

Cuanto más industrial sea la mezcla de café que tomemos, más nos manchará los dientes.
Como en ocasiones es difícil empezar el día sin tomar un café, es recomendable empezar a consumir un café más natural con mucho menos color. 

La gran cantidad de azúcar que contienen refrescos como la Coca Cola, hace qur nuestros dientes se vuelvan porosos y se oscurzcan, por eso es recomendable no abusar de estas bebidas.

Aunque la salsa de soja le da a nuestros platos un sabor más potente y delicioso, lo cierto es que abusar de ella hace que nuestros dientes se manchen y acaben adquiriendo un tono amarillento.

Los arándanos son una fuente rica en antioxidantes y por lo tanto son altamente beneficiosos para nuestra salud, sin embargo pueden manchar nuestros dientes debido a la alta cantidad de ácidos que contienen.

 

Un remedio natural bastante bueno para acabar con el tono amarillo de nuestros dientes será hacer una especie de dentífrico natural. Pondremos a hervir en un cazo un vaso de agua, un par de hojas de laurel y las cáscaras de una naranja o una mandarina. Los dejaremos un par de minutos y lo pasaremos por la batidora.
Mojando nuestro cepillo en la mezcla nos lavaremos los dientes y después nos aclararemos.

El limón es un potente blanqueador natural que nos ayudará a mantener nuestra sonrisa en perfectas condiciones.

Tanto si hacemos gárgaras o enjagues con el zumo de limón como si los hacemos con sus cáscaras hervidas al menos dos veces por semana notaremos como nuestros dientes se van blanqueando poco a poco.

Parece ser que además de ser una de las frutas más jugosas y apetecibles, las fresas tienen un efecto blanqueador en nuestros dientes, podemos desde comerlas hasta hacer un enjuague bucal con agua, zumo natural de frasea y bicarbonato.

Los estadounidenses tienen un dicho que más o menos vendría a decir: “Toma al día una manzana para tener la boca sana” y es que numerosos estudios médicos han demostrado que las manzanas ayudan a nuestros dientes a recuperar su blancura y a evitar las manchas.

Parece mentira ¿verdad? Pues numerosos estudios cientificos han determinado que cuanta más agua bebemos más saliva producimos. La saliva se encarga de “limpiar” nuestros dientes y eliminar los elementos que atacan nuestro esmalte.

Deja un comentario

Debes seridentificado introducir un comentario.

SUBIR